FELIZ DIA DEL SALESIANO COOPERADOR

Feliz Día del Salesiano Cooperador!!!
25 de Noviembre: DÍA DE MAMÁ MARGARITA de:
http://ssccmendoza.blogspot.com.ar/2009/11/feliz-dia-del-salesiano-cooperador.html


Margarita Occhiena nació el 10 de abril de 1788 en Capriglio (Asti) y recibió el bautismo, el mismo día, en la iglesia parroquial. 
Vivió en su casa hasta unirse en matrimonio con Francisco Bosco. Más tarde, se trasladó a vivir a Becchi. Después de la muerte prematura de su marido, Margarita, a sus 29 años, tuvo que sacar adelante a su familia, ella sola, en un tiempo de hambruna cruel. Cuidó de la madre de Francisco y de su hijo Antonio, a la vez que educaba a sus propios hijos, José y Juan. 
Mujer fuerte, de ideas claras. Decidida en sus opciones, observaba un estilo de vida sencillo y hasta severo. Se mostraba, sin embargo, amable y razonable en cuanto se refería a la educación cristiana de sus hijos. Educó a tres chicos de temperamento muy diferente sin mortificar jamás al ninguno de ellos ni intentar igualarlos a los tres. 
Más de una vez se vio obligada a tomar decisiones extremas (tal como tener que mandar fuera de casa al más pequeño a fin de preservar la paz en casa y ofrecerle la posibilidad de estudiar); con gran fe, sabiduría y valentía, miraba de comprender la inclinación de cada hijo, ayudándoles a crecer en generosidad y en espíritu emprendedor. 
Con un cariño especial acompañó a su hijo Juan en su camino hacia el sacerdocio y fue entonces, a sus 58 años, cuando abandonó su casita del Colle y le siguió en su misión entre los muchachos pobres y abandonados de Turín (1848). Aquí, durante diez años, madre e hijo unieron sus vidas con los inicios del Trabajo Salesiano. Ella fue la primera y principal cooperadora de Don Bosco y, con su amabilidad hecha vida, aportó su presencia maternal al Sistema Preventivo. Fue así como, aún sin saberlo, llegó a ser la «cofundadora» de la Familia Salesiana, capaz de formar a tantos santos, como Domingo Savio y el P. Miguel Rua. 
Era analfabeta pero estaba llena de aquella sabiduría que viene de lo alto, ayudando,de este modo, a tantos niños de la calle, hijos de nadie. Para ella Dios era lo primero, así consumió su vida en el servicio de Dios, en la pobreza, la oración y el sacrificio. 
Murió a los 68 años de edad, en Turín, un 25 de noviembre. Una multitud de muchachos que lloraban por ella como por una madre, acompañó sus restos al cementerio.
Oración para obtener la canonización de la Venerable Margarita Occhiena, madre de Don Bosco:
Te damos gracias,
Dios, Padre nuestro,
porque has hecho de 
Mamá Margarita
una mujer fuerte e inteligente,
una madre heroica
y una experimentada educadora.

Danos el gozo de 
verla glorificada,
a fin de que resplandezca en todos
el camino de una santificación vivida en el día a día
y el humilde servicio al prójimo.

Por su intercesión,
concédenos las gracias que te pedimos
con corazón confiado.
Por Jesucristo, nuestro Señor. 
Amén.
En el regazo de esta venerable mujer nació la Congregación Salesiana. Ella, además de ser la mamá de Don Bosco, lo fue de muchos niños y jóvenes que pasaron por el Oratorio. Ayudó a su hijo sacerdote en todo lo que le fue posible, fue madre espiritual, consejera, cocinera, enfermera, modista y zurcidora, lavandera, horticultora, ecónoma como nadie, haciendo alcanzar lo imposible, siempre había para todos (y cada día eran más y más, en su mayoría huérfanos). Catequizó con su estilo de vida. Hablaba lo necesario y hacía mucho. La Iglesia y la Familia Salesiana le agradecemos su entrega ejemplar.
Los Salesianos Cooperadores tenemos un ejemplo a imitar muy noble, muy grandioso…(por lo que Dios obró en su corazón de mujer y madre) y también muy sencillo (porque con simpleza hizo más que muchos). Hoy, el mundo no hablaría de Mamá Margarita, porque no llama la atención alguien así… o, quizás sí?… – «por los frutos los conoceréis» – nos dice Jesús. Doy gracias a Dios el tener como guía a esta mujer ejemplar que nos enseñó como debe ser un SS.CC. Ella acogió en su corazón el llamado de santificarse en lo cotidiano. Nosotros estamos intentándolo. Venerable Mamá Margarita, ruega por nosotros, la Familia Salesiana, y ayúdanos a los SS.CC. a imitar tu fidelidad hasta el final! A mis hermanos Salesianos Cooperadores: FELIZ DÍA Y MUCHAS BENDICIONES!!!
mama margarita
A los 19 años Juan quería hacerse religioso franciscano. Informado de la decisión, el párroco de Castelnuovo advirtió a Mamá Margarita con estas palabras muy explícitas: «Trate de que abandone esa idea. Usted no es rica y tiene ya bastantes años. Si su hijo se va al convento, ¿cómo podrá ayudarla en la vejez?».
Mamá Margarita se echó encima un chal negro, bajó a Chieri y habló con Juan:
«El párroco vino a decirme que quieres entrar en un convento. Escúchame bien. Quiero que lo pienses con mucha calma. Cuando hayas decidido, sigue tu camino sin mirar a nadie a la cara. Lo más importante es que hagas la voluntad del Señor. El párroco querría que yo te hiciese cambiar de idea, porque en el futuro podría tener necesidad de ti. Pero yo te digo: En estas cosas tu madre no cuenta nada. Dios está antes que todo. De ti yo no quiero nada, no espero nada. Nací pobre, he vivido pobre y quiero morir pobre. Más aún, te lo quiero decir en seguida: si te hicieras sacerdote y por desgracia llegaras a ser rico, no pondré mis pies en tu casa. Recuérdalo bien». Juan Bosco nunca olvidó aquellas fuertes palabras de su madre.
Hace 157 años que Mamá Margarita comenzó la tarea de cuidar desde el cielo la familia que su hijo Juan extendió por todo el mundo. Sin ella, la Obra Salesiana jamás habría nacido.
npva

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «FELIZ DIA DEL SALESIANO COOPERADOR»

  1. Ernesto

    Felicidades a todos los hermanos Cooperadores Salesianos, especialmente a los hermanos de Bernal. La oración de mi familia por ustedes y la misión que les ha encomendado Don Bosco.

Los comentarios están cerrados.